• La lucha contra el tabaco en España todavía tiene un amplio margen de mejora según los oncólogos del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP)

  • Evitar la exposición de los menores al humo ambiental y proteger a los adolescentes para que no se inicien en el hábito, los retos más acuciantes de la lucha frente al tabaco en la actualidad

  • Los especialistas del Grupo también solicitan más recursos públicos para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito y una política fiscal mucho más agresiva con este producto

 

Madrid, 24 de mayo de 2016.

Proteger a los menores del tabaco. Esta sigue siendo la asignatura pendiente en la lucha contra el tabaquismo en España, según los expertos del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), formado por más de 360 especialistas del país en vísperas a la celebración del Día Mundial Sin Tabaco.

Para el GECP por un lado, es necesario ampliar la regulación actual para acotar al mínimo los espacios del fumador, ya que los especialistas recuerdan que inhalar humo de terceros es también perjudicial para la salud, sobre todo en niños pequeños. “Debemos seguir el camino emprendido por otros países de la Unión Europea que han regulado la exposición de los menores al humo de terceros, aunque este se desarrolle en el ámbito familiar”, explica el doctor Mariano Provencio, presidente del GECP y jefe de Oncología del Hospital Puerta del Hierro de Madrid.

Preocupación por los jóvenes

Por otro lado, los oncólogos muestran una especial preocupación en los adolescentes, que siguen registrando elevados porcentajes de consumo, especialmente las chicas jóvenes: un 33,2% del total frente al 29,6% de los chicos. “Es necesario que la sociedad se conciencie de que las adolescentes están fumando más y esto supone un grave problema de salud que tendrá consecuencias inmediatas, como un mayor impacto de patologías como el cáncer de pulmón en las mujeres en la próxima década”, alerta el doctor Carlos Camps, vicepresidente del GECP y jefe de Oncología del Hospital General de Valencia. Para el vicepresidente del GECP son necesarias medias específicas de concienciación, dirigidas a grupos de riesgo y especialmente pensadas para los jóvenes.

En este sentido, el endurecimiento de la política de impuestos y gravámenes sobre este producto también sería un elemento disuasorio para los menores, según los especialistas del GECP. “Nos situamos en márgenes muy bajos si tenemos en cuenta a otros países de nuestro entorno y al impacto social y sanitario que el tabaco produce en nuestro país”, asegura el doctor Carlos Camps.  Para Camps, “debemos lograr que este producto no sea accesible ni apetecible para un chico o chica de 13 años. Es ahí donde hay que poner el foco”.

Más ayuda para los fumadores

Los médicos del GECP también hacen hincapié en la necesidad de aumentar los recursos del médico en consulta para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito. “La Administración debe aumentar la inversión y dotar al sistema sanitario de mayores recursos y políticas activas para ayudar a las personas a dejar de fumar, especialmente si son grupos de riesgo”, explica el vicepresidente del GECP.

Los expertos del GECP recuerdan que cada año se diagnostican en España cerca de 21.000 nuevos casos de cáncer de pulmón, un 80% está motivado de manera directa por el consumo de tabaco.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Puede consultar en el enlace nuestra POLÍTICA DE COOKIES, con instrucciones sobre como desactivar las cookies en su navegador en caso de así necesitarlo. Si cierra este mensaje pulsando el botón aceptar y continúa navegando está dando su consentimiento para su uso. MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest